Jardines colgantes de Babilonia

Estos famosos jardines han sido considerados e incluidos en las siete maravillas que representan el mundo antiguo, y es que los mismos fueron construidos antes de cristo alrededor del siglo VI. Siendo levantado a orillas del rio Éufrates situado en la ciudad de Babilonia, durante el reinado de Nabucodonosor II. En ese entonces el agua que era destinada a regar las plantas y flores, procedían del mismo río, el cuál se encuentra al lado de una hermosa y majestuosa montaña, haciendo de sus aguas una de las más cristalinas, en éstos jardines se encontraban plantas de todo tipo, palmeras, arboles de frutas, y cocos, entre otros. Sus estructuras comenzaron a levantarse alrededor del año 605 A.C, como una demostración de amor del rey hacia su esposa, dado que en su tierra de origen los paisajes eran muy montañosos y naturales, y en Babilonia todo era muy plano, esto con el fin de ayudarla a recordar sus raíces.

1

En realidad su nombre de jardines colgantes, no está muy relacionado con la realidad de los mismos, ya que éstos no cuelgan realmente, sino que su nombre se derivó de una traducción errada de la palabra Kremastos de origen griego, que significa sobresalir, mas no colgar, pero a través de los años se fué reconociendo con este nombre hasta quedarse definitivamente llamado de esta manera. Estas terrazas se encuentran en alza una sobre otra, descansando en pilares cuadrados, las mismas son de interior hueco y rellenas por tierra para así permitir y promover el crecimiento de árboles, el material utilizado a nivel general para sus construcciones es concreto y ladrillo cocido.

1

Lamentablemente estos jardines aunque muy hermosos y únicos en el mundo, fueron cayendo en deterioro y descuido, debido a la decadencia de la ciudad de Babilonia en general, y en el año 125 a.c, bajo el reinado de Alejandro Magno, los mismos fueron destruidos totalmente.

¿Cómo eran realmente los Jardines colgantes?

De la palabra de grandes historiadores griegos, se ha obtenido la información de que éstos eran una manifestación y representación fantástica de la flora vegetativa existente en la época, contando con más de 100 metros cuadrados, y una altura de alrededor de 90 metros del suelo. El sistema de riego instaurado en estos jardines fue algo muy creativo en la época, ya que para esa zona no habían muchas lluvias ni precipitaciones, para mantener mojada la vegetación, se crearon canales y bombas de cadena, para de esta manera hacer llegar el agua del rio a la parte más alta de los jardines o la terraza, y por la gravedad mantener la buena irrigación del vital líquido en las plantas y floraciones que lo componen. El efecto de que las plantas colgaban, venia dado de que estaban plantadas en macetas, colocadas estratégicamente en forma de escalas, asumiendo visualmente que la vegetación cae.

La verdadera historia de su construcción.

Actualmente y a pesar de que han pasado cualquier cantidad de años, no se sabe a ciencia cierta y con veracidad los motivos correctos que llevaron a la construcción de los jardines colgantes de Babilonia, a continuación mencionaremos algunas teorías acerca de esto:

  • Hay quienes afirman que el rey Nabucodonosor II, era fiel amante de su esposa, y se encontraba profundamente enamorado de ella, la misma, atravesaba una profunda depresión y nostalgia al extrañar las frondosas tierras de las que provenía, así que su esposo quiso consolarla mandando a hacer estos maravillosos jardines, implantando piedras y tierra que lograran simular las montañas que tanto añoraba su esposa.
  • Por otro lado también se considera acertada la información de que alrededor de los siglos VI y VII, A.C, esta ciudad de Babilonia fue víctima de muchas guerras, en las que el rey salió triunfante y decidió embellecer su alrededor con estas increíbles plantaciones.

Leave a Reply