Jardines infantiles, un lado más divertido de la vegetación

Al momento de construir un lugar especial de recreación para nuestros hijos, debemos pensar en cuáles son las características que debe tener ese espacio dirigido solamente en el desenvolvimiento recreacional de nuestro infante.

Creemos que los jardines infantiles son una opción bastante atractiva para este fin.

Los jardines pueden ser un espacio ideal para que los niños puedan desarrollar ciertas conductas amigables con la naturaleza, además de lograr darle un espacio el cual será suyo en los momentos más divertidos. ¿Cuáles son las cosas ideales que deben tener este tipo de lugares? Pues como estamos hablando de jardines infantiles, debemos evaluar cuales son las plantas que puedan representar un peligro para nuestro infante, después de eso buscamos plantar árboles o arbustos que puedan darle sombra para su descanso en el patio de recreo.

¿Un parque? ¡Claro que sí! Un par de columpios y toboganes puedan darle ese toque alegre a los jardines infantiles, pero siempre cuidándonos de ciertos detalles que pueden muy peligrosos. Primero debemos cerciorarnos que el material de este mueble no sea vuelva caliente con los cambios de temperatura; esto podría acarrear quemaduras a nuestro hijo, segundo debemos detenernos a observar si los toboganes o columpios no tengas partes metálicas que puedan cortarlo o que en un futuro se oxiden y le causen otro tipo de daño al infante.

f24fd41f1a00bf1c22df07932b50e90c

Los padres pueden tener en sus manos una oportunidad increíble para el desarrollo de la conciencia de su infante; en un jardín puedes hablarle sobre el ecosistema, el desarrollo de la naturaleza, cómo se debe cuidar nuestro medio ambiente. Es momento de que como padres tomemos un momento para cultivar mentes más saludables que puedan pensar que la naturaleza es una aliada, no una subordinada.

COPIAR EL FRAGMENTO DE CÓDIGO

Desde un punto más medicinal, los jardines infantiles traen muchos beneficios a los niños que conviven con este espacio constantemente. El contacto directo con el ambiente podrá ayudar a nuestro hijo desarrollar anticuerpos, además de que gracias a su contacto directo al sol, siempre tendrá una gran fuente de vitamina D que beneficiará su desarrollo y crecimiento saludable. Debemos cuidar a los niños de ciertos aspectos negativos que pueda tener un jardín, como lo son las plagas, tenemos que mantener aseado todo el jardín, protegiéndolos de picadas o mordeduras que afecten totalmente a su salud; de igual forma la grama debe estar siempre podada para evitarnos malos ratos.

casita-ninos-jardin

Las actividades recreativas que puedes tener con tu hijo son ilimitadas; los jardines infantiles también pueden ser un espacio para el desarrollo comunicacional de una familia. Desde pequeños relatos de cuentos o fabulas, hasta la posibilidad de acampar de noche para ver las estrellas. Estos espacios te dan una oportunidad única de convivencia con tu hijo, es cuestión que sepas aprovechar estos momentos especiales, puesto que los niños crecen muy rápido y con el tiempo ellos podrán sentarse en el mismo jardín y recordar aquellos momentos hermosos que vivieron en su niñez gracias a esos juegos o actividades que vivían junto a sus padres.

Leave a Reply