Plantas curativas para tu jardin

En la antigüedad eran utilizadas las plantas como medio para la curación de distintas afecciones que abarcaban desde los niveles más leves hasta los más crónicos. En la actualidad, a pesar de existir medicamentos –muchos de estos basados en las plantas curativas-, se siguen usando las plantas en la medicina no convencional. En muchas ocasiones son más adecuadas que los medicamentos recetados; ya que mantienen propiedades naturales.
Algunas plantas curativas que puedes sembrar en tu hogar son:

1
El ajo: Puede ser plantado en prácticamente cualquier época del año. Le atrae la luz natural y el suelo drenado. El lado más favorable del cultivo del ajo es que no consume demasiado tiempo. Esta planta posee distintas propiedades y beneficios, es usado como anticoagulante, antibiótico, antioxidante, además, contribuye en la lucha contra la congestión nasal.

  • Ajenjo: Se adapta fácilmente a las condiciones climáticas adversas y a los suelos pobres, requiere de tierra arcillosa y de media sombra. Esta planta contribuye en la lucha contra el ardor en el estomago, la anemia, dolores menstruales y el mal aliento. A pesar de tener un sabor amargo, esta planta curativa ostenta de propiedades muy potentes reconocidas hace miles de años por la medicina china tradicional.

En la actualidad existen estudios que se han encargado de demostrar la veracidad del ajenjo al momento de luchar contra el cáncer. Cabe destacar que, en la medicina no convencional, siempre ha sido utilizado el ajenjo para contrarrestar los problemas del hígado.

  • Albahaca: Esta planta tiene procedencia de la India, Indonesia y el sur de Asia. Puede ser plantada en macetas, regándose abundantemente y manteniéndose en semi-sombra. Mediante el aceite de las hojas se pueden eliminar los insectos y bacterias. El zumo de las hojas contribuye en el alivio de catarros, problemas digestivos, inflamaciones de garganta, bronquitis y fiebres. Su sabor aromático y su gratificante olor permiten que sea usado como condimento. Es antiespasmódica, por lo tanto, ideal para gases y flatulencias. Consumir té de albahaca permite que las madres aumenten la producción de leche.
  • Aloe vera: Es plantada en macetas con un adecuado drenaje, no requiere de cuidado excesivo. Es una de las plantas curativas más fáciles de mantener y tiene una innumerable cantidad de usos. Es excepcional en cuanto a la aplicación sobre heridas, cicatrices, quemaduras, cortes y picaduras de insectos, contribuye de igual manera con la piel reseca. Mejora la apariencia de la piel en relación al acné. Lo ideal es usar la gelatina presente en sus hojas.<l/i>
  • Apio: Esta planta dispone de acción diurética, ideal para aliviar la acidez del estomago, combatir el estreñimiento, disminuir el colesterol, y cuenta con una adecuada fuente de calcio que repone los electrolitos desechados luego de la actividad física; destacando de igual manera sus propiedades antiinflamatorias.
  • Diente de león: Esta planta curativa es conocida bajo el nombre de panadero, amargón y plumerilla. Nace en los jardines de forma espontánea, aunque muchas personas lo consideren ineficaz y molesto, es todo lo contrario, ya que su flor es dulce y las hojas jóvenes son ideales para preparar ensaladas, es una planta enteramente comestible desde la flor hasta la raíz. Sus hojas cuentan con más calcio y hierro que la espinaca. Su propiedad más conocida corresponde a la estimulación de la actividad hepática. El proceso de infusión de diente de león contribuye en el metabolismo del hígado en cuanto al aumento del flujo de bilis que proporciona una digestión más eficiente de las grasas.
  • Cabe destacar, es recomendable no usar el diente de león si te encuentras llevando un tratamiento con anticoagulantes, antibióticos o fármacos que posean litio.
  • Jazmín: Esta planta se caracteriza por la variedad de beneficios que proporciona a la salud, en los ambientes físico y psíquico, sin descartar a su exquisito aroma. Este tipo de plantas pertenecen a climas cálidos. Para su plantación la tierra deberá estar correctamente nutrida y poseer buen drenaje.
  • Los jazmines son usados en la medicina no convencional para eliminar la depresión y el estrés; sus flores disponen de rasgos afrodisiacos y su té aumenta la velocidad del proceso metabólico, atribuyéndosele la pérdida de peso, la digestión y la depuración de toxinas. Asimismo, su aporte mayor aporte corresponde al sector de la perfumería, aroma terapia y cosmética, ya que es uno de los ingredientes más usado en varias marcas de perfumes.

Leave a Reply